todo sobre recreacion
  CUENTOS INFANTILES
 

Contar cuentos es una tarea apasionante, motivadora y gratificante, no sólo para el oyente sino también para el narrador. Éste posee un poder inmensamente maravilloso, ya que a través del cuento todo lo que el niño conoce cobra movimiento y actúa de formas irreales, mágicas e incluso absurdas que llenan su universo mental de fantasías y sueños que lo liberan del estrés de la realidad impulsándolo muchas veces a sentirse uno de los personajes de la historia.

Los cuentos están llenos de situaciones y personajes reales o fantásticos que el niño puede evocar mental y verbalmente, pero el poder de la palabra y el gesto del narrador les confieren una magia y un sabor indescriptibles.

El niño, desde muy chico, sabe que lo que se le cuenta no es real (¡un un gato que habla y ademas calza botas de siete leguas, qué absurdo!), pero lo acepta feliz porque cuando lee o escucha un relato no está buscando certezas ni confirmaciones científicas de la realidad, sino trasgresiones y puertas para penetrar en el agujero negro de la fantasía, la irrealidad y los imposibles satisfechos.

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=