todo sobre recreacion
  chistes de infidelidad
 
Estaban dos hombres en el cielo y uno le pregunta al otro:
¿Y vos de qué moriste?
Congelado, ¿Y tú?
De la risa.
¿Cómo que de la risa?
Sí, es que yo pensaba que mi esposa me estaba engañando con otro hombre, entonces un día le dije que iba a salir por 2 días, pero cuando me fui, regresé ese mismo día para ver si la atrapaba con el otro hombre. Cuando llegué, busqué por toda la casa y no encontré a ningún hombre. Dándome cuenta del error que había cometido empecé a reír y reír hasta que morí.
¡Bruto, si hubieras buscado en freezer nos hubiéramos salvado los dos!
 
 
 
Estaba una pareja durmiendo, de pronto la mujer escuchó un ruido en la entrada y se levanta asustada diciéndole a su pareja:
Levántate que ha llegado mi marido.
El hombre se levanta apresurado, cuando se logra poner el pantalón se tira por la ventana tratando de escapar, a los cinco minutos regresa al cuarto donde estaba la mujer y le dice:
¡Tonta, si tu marido soy yo!
 
 
Había un señor que iba a tirarse del décimo piso de un edificio, en eso, llega su mujer, que lo ve a punto de tirarse y le grita:
¡Oye estúpido, yo te puse cuernos, no alas!
 
 
En un pueblo en donde las mujeres eran muy infieles, el cura del pueblo ha impuesto la moda de decir me caí del puente, con lo que todos los habitantes del pueblo asociaban a infidelidad, cuando un cura nuevo llegó y las mujeres iban a confesarse por caer del puente el cura fue a quejarse con el intendente quien se echó a reír, y el cura entonces le dice:
No se de que se ríe tanto, si su mujer es de las que más se cae.
 
 
A un señor cada vez que salía de su casa para tomar el bus, siempre otro hombre que estaba ahí y lo veía le gritaba:
¡Adiós, cornudo!
Y él no entendía nada, así pasaron 5, 6, 7 días y siempre lo mismo.
Entonces, el señor le dice a su esposa:
Oye, sabes que todos los días un hombre me dice: "Adiós Cornudo".
Y al siguiente día cuando salió de la casa el mismo hombre le dijo:
¡Encima de cornudo, chismoso!
 
 
Un amigo a otro le pregunta:
Oye Pedro ¿te gustaría ver a una mujer siéndole infiel a su marido?
Sí, Juan me gustaría.
Pues bien, llega 2 horas más temprano a tu casa hoy.
 
 
Un hombre entra a su casa, sube las escaleras y entra a su cuarto, allí encuentra a su mujer apenas vestida, semi tapada con una manta y un poquito exaltada.
El hombre, un poco ingenuo, le dice:
Amor, ¿estás bien? ¿Tenés un ataque?, amor, ¿qué te pasa?, amor...
En ese momento entra uno de sus hijos, y le dice al hombre:
Papá, en el placard hay un cuco.
El señor va a ver, llega hasta el placard y abre la puerta, y adentro encuentra a su mejor amigo, y le dice:
Ay Juancito, mi mujer con un ataque, y vos asustándome a los niños.
 
 
 
Dos amigas casadas, totalmente borrachas sintieron unas ganas irresistíbles
de hacer pipi.
sin otra alternativa, pararon el auto
y decidieron
 dar una meadita
en el cementério.
Fué la primera
 y entonces se acordo
que no tenía nada
 para secarse.
Agarro la bombacha,
 se seco con ella y la tiró.
La segunda,
 que tampoco tenia nada
para secarse,
 penso:
 “Yo no voy a tirar
mi bombacha carísima y linda”.
Entonces,
 agarró la cinta
 de una corona de flores
que estaba encima de una tumba y la coloco por dentro para no mojar la bombacha.
Al dia seguiente
 uno de los maridos llamó al otro
por teléfono, y le dijo:
Mi mujer llego anoche
 a casa recontraborracha
 y sin bombacha.............
 terminé con mi matrimónio.
 
Le dice el otro:
tienes suerte,
 la mia llegó a casa
con una faja 
en el culo, que decia:
 
“Jamas te olvidaremos - António, Moisés,
Renato y toda la facultad”.
 
EL MES DE ATRASO
 
Una gallega le dice al marido: 'Fíjate Paco que tengo un mes de atraso. Creo que vamos a tener un niño. El médico me dijo que mañana me dirá el resultado de los análisis y entonces lo sabremos con toda seguridad.
En eso suena el teléfono. Es una llamada de la oficina de cobros de la Electricidad de La Coruña.
La sra. contesta, y le dicen:
- Somos de la Electricidad de La Coruña y queremos comunicarle que en nuestros archivos aparece que usted tiene un mes de atraso'.
La señora se sorprende y pregunta: -
'¿Pero cómo pueden saberlo?'
- 'Porque nuestras computadoras llevan el registro de todos los atrasos'.
La señora, turbada, le pasa el teléfono al marido y le dice:
- 'Oye Paco, son los de una oficina de la Electricidad y ya saben que tengo un mes de atraso'.
El marido, extrañado, toma el teléfono y les pregunta: - '¿Es verdad que saben lo del mes de atraso?'
- 'En efecto - le responden - y le estamos avisando que deben realizar inmediatamente el pago correspondiente al atraso'.
- '¿Un pago? ¿De veras? Joder.... ¿Y qué pasa si no quiero pagar?'
- 'Pues entonces personal nuestro  tendría que ir para su casa y se la cortamos'.
- '¡Coño! ¿Tanto así? y en ese caso, ¿qué podría hacer mi esposa?'
- 'Pues realmente no sé.
¡Pienso que probablemente tendría
que arreglárselas
con una vela
 
 
 
 
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=